jueves, 13 de noviembre de 2008

Y ella se fue en el tren.

Le gustaba esperarla en la estación Exposiciones para tener compañía en el bus, pues el frío y el desasosiego disfrazado de naciente smog, le hacía mal, entonces quería tener algo de calidez y alegría para contrarrestar los devastadores efectos mañaneros. No la esperaba a ella precisamente. Esperaba el calor de una presencia, de un beso en la mejilla a las 5 y 45 de la mañana, y esperaba la entretención de sus elocuentes palabras que le hablaban de Borges, de la vieja estación que puede verse desde la nueva estación del metro de Bello, la cual la atormentaba, pues le parecía que lloraba al ver pasar esos trenes blancos y carentes de humo que ya no pueden llegar hasta Puerto Berrío. Sólo hasta Itagüí. Ella se quedaba esperando que llegara el tren proveniente de Itagüí para esconderse y luego, fallidamente, parecer sorprendida de la coincidencia casi diaria de encontrárselo en la fila para abordar el tortuososo y mal ponderado circular coonatra. De encontrárselo a él, a la primera persona que no se había reído de su sueño de irse en un tren de carbón hacia una tierra donde el viento sopla, y la gente que lee libros es valorada. Mientras están juntos, ella le habla de cosas importantes, de cosas que no existen o que existieron hace mucho. Se encontraban todos los días entre la multitud que camina apurada y hace mucha bulla, pero que en los ojos se les nota que darían la vida por haberse quedado en sus camas, con sus amantes, o hasta con sus soledades envueltas en cualquier cobija. Era la rutina normal, se sentaban 2 bancas antes de la puerta de atrás, ella siempre en la ventana, y luego de 10 o 15 minutos de viaje se bajaban ambos y caminaban sonriendo hasta la Universidad Pontificia Bolivariana que queda por ahí cerca. Ella, de 19 años estudiaba filosofía y se pasaba el día soñando despierta con trenes, y carrileras hacia rumbos desconocidos. El, de 20 años, era un joven normal estudiante de Ingeniería Eléctrica, que se pasaba el día entre números y risas de sus amigos, porque había conocido a una loca que hablaba de trenes, y de Borges. A el no le importaba, porque aunque aceptaba que su compañera matutina se salía de lo que sus frívolos amigos podían denominar normal, ella se había convertido en la metáfora perfecta del benefactor café que nos invita a enfrentar el día con un poco de esperanza. Una mañana, no la encontró. La espero, 2 o 3 buses, pero no llegó. Hasta que a su lado se para un hombre con un periódico en la mano, y haciendo gala de su curiosidad antioqueña, mira de reojo, y lo primero que alcanza a leer, es que hoy el tren viejo había partido de mañana de la estación de Bello, por la maltrecha carrilera a hacer el último viaje, antes de que sus vagones y locomotoras, descansaran en paz para siempre en una indigna chatarreria.

7 comentarios:

JuanSe... dijo...

wow!!! demasiado impactante!!! sabes que ese ultimo viaje lo hizo el tren... y sabes que es mejor... que lo hizo para irse a mantenimiento ya que el tan bien recordado tren por los que tuvimos la oportunidad de viajar en él, volverá a hacer su viaje hasta puerto berrío, ya que el tan anhelado tren hace parte de un megaproyecto aprobado hace algo asi como un año por el señor anibal gaviria y dentro del cual el otro tren, ese limpido y puro tren que se ve a las cinco de la mañana lleno de cultura y que a las siete de la mañana cambia su cara para ser una pelea de buitres por un puesto, un insulto que va, una risa que viene, llegará hasta unas cuadras abajo de mi casa... XD... muy bonito laurita... te quiero mucho mi corazon... y que pesar que a veces cuando realizamos nuestros sueños, dejamos olvidados a esas personas que en silencio nos aman y dan todo por nosotros, solo porque ellos no hablaron y nosotros no somos adivinos para saber que es lo que ellos piensan de nosotros...

M dijo...

Que pongan el metro a carbon!!!
No en serio, was!
Sos tesa, en serio, muy en serio!
Sos de esas personas que con solo querer, lo hacen y lo hacen bien, muy bien, y no importando como les haya ido, estan siempre con esa sonrisa largotota en la cara porque juepucha, estan felices de haber hecho lo que les gusta, lo hicieron, y eso es suficiente para que todo tenga sentido en sus vidas!!!
Sos de esas personas unicas e irrepetibles, sos un caramelo escazo o mas bien irrepetible!

HHHHHHHHH!!!!!!!!!!!!!!!

luifergarca dijo...

No sé que me alegró más, si leer esta buena entrada de esta buena historia o ver que ya no tenías la deprimente entrada anterior..

En cuanto a lo que dice juanse..no estoy de acuerdo parce...(con el metro hasta unas cuadras antes de tu casa si)...algunas personas, como la chica del tren, no viven por ese amor de - ó a- otra persona.. para algunas personas, como esa chica, hay asuntos más importantes en su vida, como realizar esos sueños a veces incomprensibles..lo teso es que pa vos (juanse) esos super sueños con los que siempre soñás van muy de la mano con el amor siempre..vos vivis por amor, nada que hacer, todos lo sabemos...pero hay personas que no necesariamente buscan eso..y para esas personas no es triste realizar sus sueños, porque están obteniendo lo que siempre quisieron, están sonriendo porque lo lograron, porque ya no son sueños (vos entendés, la misma alegría sentirás y la misma sonrisa te saldrá aquel día tan añorado en que por fin las cosas de tu cora se den, y si no la imaginas, al menos conocés -y conocemos- la sonrisa que tenés en la cara cuando te aproximás a las cosas, o cuando soñas con ellas).

Ese tipo de personas, juanse, tampoco olvidan a quienes quieren ni sienten que desperdicieron una oportunidad al nunca hablar de sentimientos, para ese tipo de personas basta con saber que ese otro le tiene cariño, así nunca se lo digan, con sentirlo basta...
..y es que vos y yo, y laura, sabemos que muy en el fondo (o en la superficie) los chicos de esta historia sabían que se atraían, así la chica no fuera adivina..y relajate tambien por el man porque si de verdad la quería como yo asumí que la quería..parce, el man tambien sonrió cuando leyó la noticia, porque supo que ella esaba donde siempre había querido, que sintió nostalgía sí, porque la extrañará..pero se alegró por la chica..

Y bueee..se le pide disculpas a doña m+m por este par de comentarios larguisimos tipo tratado psicológico y por llevar a extremos su texto..tal vez la combinación perfecta green es como vos la ideaste: la actitud "aunque te quiero, cumplo mis sueños y vivo mi vida" de la chica y la "maldita sea nunca le dije nada y la deje ir" del man

luifergarca dijo...

Se me olvido comentarte lo conectadas que andamos vos y yo siempre..imaginate que hace como 2 o 3 semanas yo tambien escribí algo sobre una vieja que se montaba un tren..pero el destino de la mia no es feliz como el de la tuya...
..Ahí está en la lista de espera (como muchas cosas más)pa caer en el blog..esperala cuando termine la campaña de expectativa, despues de las 2-3 primeras entradas triunfales que tengo pensadas jejeje

Daniel González dijo...

Lauraskapún!!
Mirá que hoy me entregaron mi cámara, me monté en aquel tren moderno y veloz que cruza la ciudad, me bajé en la estación Bello, y alcancé a ver la magnitud del abandono de aquel tren a carbón.
Las viejas locomotoras corroídas por el óxido, los vagones que sólo sirven para refugiarse del frío, las viejas vías escondidas entre maleza, en la que grandes y gordas vacas ven allí su festín...
Mirá que ese abandono me inspiró de tal manera, que tomé una foto!!! y vos precisamente hoy, publicás esta entrada...
... Me gustó mucho!!! mera tesaa!
Att. Danielpunró!! (:

...y el captcha, es cychnes

Anónimo dijo...

Aaaaaaaaaaaaaaahhhhhhhhhhh!!!
Wow!!! Está super!!! Me encanta!!! Me dejaste sin apalabras querida! jejeje
Me gustó mucho... De verdad me metí en el relato, se me olvidaron todas las cosas que tengo por hacer!!!
Ay Laura, me encanta como escribís querida!!!
Un abraZo!
EliZa :)

yasuri dijo...

mugrosa por aca participando de su blog......lauriz sabes que me encata todo lo q escribis..y esta entrada esta genial!..
bueno y no siendo mas ni tampoco menos..me sentare al frente de mi Pc a esperar la proxima entrada..chaito..se le quiere!