viernes, 25 de julio de 2008

Amor Puro Sentimiento

No podés esperar un minuto más. Aguardas con una exasperada impaciencia mientras un sinnúmero de personas bajan y suben del escenario, con guitarras, platos, bajos, cables que conectan y desconectan de los amplificadores. A tu alrededor están, como siempre, esa gente que querés tanto, y que sabes, que están tan ansiosos como lo estás vos en ese momento. Los mirás, y en silencio les agradecés con toda el alma que estén ahí, esperando contigo, desesperando contigo, porque sabés que sin ellos, nada sería igual. Es más, sin ellos, seguramente, ni siquiera estarías ahí.

De repente, el escenario parece vacío, y sabes muy bien lo que esto significa. Tu corazón se acelera, tus pupilas se dilatan y de tus ojos quieren salir dos lágrimas, que la mayoría de las veces logras controlar. (La única vez que no pudiste hacerlo, fue aquel día en San Juan); sientes mariposas en el estómago, que para ese momento no parecen mariposas sino elefantes.

Empiezas a gritar más con tu alma entera que con tu garganta, aquel coro similar al de cualquier barra brava de este continente que antecede al acontecimiento más feliz que puedes experimentar. A lo que da sentido a las filas, al dinero gastado, a los meses esperados, a la noche anterior de desvelo, al calor, a la sed, al cansancio, a los empujones…

A partir de ahí, no importa nada. Los muchos problemas que tenías en la cabeza, parecen ahora tan pequeños, y tan poco importantes. Las heridas, parecen curarse con la dosis exacta y a veces hasta exagerada de música, carnaval y locura que esas tres personas que están ahí montadas tocando una guitarra un bajo y una batería saben mejor que nadie como aplicar.

Te embriagas de rocknroll; no pasa nada, no duele nada, todo es perfecto. En cada canción dejas un pedacito de tu vida y de tu corazón, en cada acorde hay una historia, y en cada historia hay una sonrisa, un abrazo, una lágrima, un beso, o una mirada. Así pasan los minutos de aquel hermoso día. Sonriendo, cantando, gritando, saltando, simplemente siendo feliz. ¿Cómo no serlo?....

Por ahora, esperemos que la vida siga no tan igual y que un domingo por la tarde haya otra ilusión que apostar..


PORQUE CUANDO TOCA TR3SDE TODO ES CARNAVAL!!! O no Luisa???

3 comentarios:

fisrtm dijo...

Yo soy luisa...
pero es verdad!!!
Ah y que tehamo!

Primeram dijo...

uuuy no
q mana de errores en ese comentario anterior!!!

Primero yo no soy luisa, esa parte va asi: "NO soy luisa, pero es verdad, ah y que tehamo!"

Que pena mis errores jeje.

Luisa dijo...

CAMILO AUTISTA!!
y yo si soy Luisa y tambien es verdad!!
y tambien tehamo
jejejeje
..a los 2 los quiero!!
..y pues que se deje venir ese domingo que necesitamos desbordar pasión!!